A la hora de pedir una cerveza para disfrutar entre amigos,  o de organizar una cena especial, te preguntes ¿qué cerveza es mejor: una industrial o una artesanal? BIOrigin te dice todo sobre las diferencias entre los dos tipos, y porqué beber cerveza artesanal va a ser una mejor experiencia, y también es mejor para tu salud.

¿Cuál es la diferencia entre una cerveza artesanal y una cerveza industrial?

Una cerveza industrial, como su nombre lo indica, está fabricada con un proceso industrial automático y a gran escala

Se crea una receta básica, diseñada para gustar a la mayor audiencia posible y a todos los tipos de mercados. Se prueba muchas veces en el laboratorio hasta que se obtiene el resultado final, y los ingredientes se eligen de manera a que la relación calidad/precio sea la menos costosa. La cerveza industrial se pasteuriza y contiene conservantes, para que dure más, pero eso puede impactar el sabor auténtico de la bebida.

Por el contrario, la cerveza artesanal resulta de la creación original de un maestro cervecero, que desarrolla su propia fórmula, y la puede cambiar según los ingredientes que utiliza. 

Muy a menudo, las cervecerías artesanales trabajan con actores locales, como productores, agricultores, restaurantes y bares de su localidad. Esto no sólo fomenta la economía local, con la creación de puestos de trabajo, sino que también promueve el medio ambiente con el uso de ingredientes locales, no importados. 
El proceso de fabricación de una cerveza artesanal también es manual, con mínima ayuda de la maquinaria. Resulta de este proceso una cerveza artesanal rica en boca, que tiene más cuerpo, aromas y sabor que una cerveza industrial.

¿Cuándo se considera una cerveza artesanal?

Una cerveza está considerada “artesanal” cuando procede de una receta única de un maestro cervecero. No debe contener elementos artificiales, y el fermentado de la cerveza también es natural. 

Puede ser que la cerveza artesanal sea fabricada gracias a maquinaria, pero en general es un trabajo mayormente manual, que resulta de la experiencia del maestro cervecera y de su equipo. Por eso una marca de cerveza artesanal siempre tiene una producción más limitada que una cerveza industrial, lo que convierte sus bebidas en productos exclusivos y originales.

¿Por qué es mejor tomar cerveza artesanal?

Ahora que ya sabes cómo reconocer una cerveza industrial y una cerveza artesanal, te vamos a dar todas las razones para beber cerveza artesanal. Realmente, es mejor beber cervezas artesanales, y no es únicamente porque sepa mejor, en realidad, también es mejor para tu salud.

Tiene mucho más sabores 

Como ya os explicamos anteriormente, la cerveza artesanal se elabora manualmente por la cervecería, utilizando una receta única y hecha con ingredientes locales. Si la cerveza también usa ingredientes BIO, entonces los alimentos básicos son naturales, sin procesar, y el sabor permanece intacto. 

Todas las plantas, cereales, flores o aromas que se mezclan con agua, levadura y lúpulo impregnan la cerveza con sus sabores aún más. 

Existen cervezas muy sorprendentes

Hay tantas recetas como cervecerías. Algunas cervecerías pueden ofrecer cervezas artesanales tradicionales, mientras que otras pueden destacarse con recetas originales que combinan ingredientes que no se utilizan normalmente!

Además, con el uso de ingredientes locales, las cervezas pueden ser diferentes según la estación del año. 

Son mejores para tu salud

Lo has leído bien: la cerveza artesanal es buena para la salud. Las investigaciones demuestran que la cerveza artesanal tiene más beneficios para la salud que el vino tinto. 

Como los ingredientes son naturales y no suelen sufrir transformaciones, contienen más nutrientes, fibra soluble, vitaminas B, varios antioxidantes, y también tiene silicio. Por ejemplo, la presencia de silicio en la dieta ayuda a combatir la osteoporosis. 

Las cervezas artesanales son más calóricas que las industriales, pero como tienen una graduación alcohólica más fuerte, la tendencia sería beber menos, y al final, podrás también consumir menos calorías.

Son un verdadero complemento gastronómico

Cervezas Moulins d’Ascq artesanales y BIO

Como tienen una receta única y sabores o aromas sorprendentes, las cervezas artesanales acompañan perfectamente platos con muchos sabores. 

Una buena cerveza artesana acompaña la comida rica tanto si cocinas tú o si comes en un restaurante.

Apoyan al medio ambiente 

Las cervezas industriales pueden usar ingredientes importados porque no son locales o de temporada. En este aspecto las cervezas artesanales cuidan mucho más del medioambiente y del planeta, al utilizar productos locales para su fabricación.

Al ser una producción limitada y casera, las cervezas artesanales son más respetuosas del medioambiente. No dependen de importaciones o exportaciones a gran escala, y siempre intentan usar ingredientes locales, e incluso a veces BIO para respetar la tierra aún más. 

Al elegir cervezas artesanales en vez de industriales, demuestras tu compromiso para una producción más sostenible y durable. 

En resumen: ya no tengas dudas a la hora de elegir una cerveza artesana o industrial, ya sabes lo buenas que están las cervezas artesanas, y sus cualidades excepcionales.. Brinda con ellas y compártelas con tus amig@s en momentos especiales!